03 mayo, 2012

- Causalidad

ererer

Era él, el que brillaba entre la hierba. Silueta tosca que ilumina el interior de un pozo.
Un electrodo hechizante.
Caminamos distraidos en una curva gigante, espiral de las estrellas, camino de amantes... y lo encontramos.
Sin buscarlo, casi sin creerlo, apareció dormido.